Teléfono: (507) 317-0562 - Mail contacto@fundacionoiresvivir.org

Ana Matilde.

Una nueva forma de oír

Ana Matilde Crespo tiene 70 años y en marzo del presente año recibió un implante coclear luego de haber perdido la audición de manera súbita hace 10 años, situación que la dejó en medio del silencio.

Ana Matilde señala que tomó la decisión de implantarse, al leer que en Panamá se encontraba esta nueva opción para las personas con problemas auditivos.

Esta entusiasta mujer cuenta que su edad nunca fue impedimento para realizarse el implante, ya que ella tenía el habla previa.

El encendido del sistema auditivo fue en abril y escuchaba como si tuviera en una caverna, pero fue mejorando a medida que el cerebro fue captando los sonidos.

Todos los meses le realizan un mapeo auditivo, para conocer el procesamiento de las señales auditivas y asiste cada semana a terapéutica del lenguaje.

“El proceso es complejo y largo, pero es una importante innovación tecnológica”, comenta Ana Matilde.

Según la anestesióloga Cinthya Guy, de la Fundación Oír es Vivir, el implante coclear proporciona un nuevo mecanismo auditivo en los casos en que los audífonos no bastan.

Estos implantes restauran la funcionabilidad del oído, evitando la parte dañada de este y enviando las señales al nervio auditivo y luego este al cerebro.

El tipo de tratamiento, explica Guy, depende del tipo de pérdida auditiva, de su gravedad y de las otras necesidades que tenga el niño o adulto.

Causas de la sordera

Una deficiencia auditiva puede ser porque la persona nació con partes del oído que no se formaron correctamente y, por lo tanto, no funcionan como deberían.

Pero hay pérdidas auditivas que se producen más tarde en la vida de una persona, por ejemplo, a consecuencia de lesiones o enfermedad.

Otras causas pueden ser lesiones en la cabeza, escuchar música muy alta o una infección por meningitis, señala la otorrinolaringóloga Gianna De la Guardia.

Sin embargo, una infección por meningitis puede afectar también la alternativa de realizarse un implante, porque esta infección osifica toda la cóclea, obstruyendo así el canal auditivo donde se introduce el implante, manifiesta la especialista.

CRITERIOS A EVALUAR

Katia Monteza, quien en los inicios de la fundación fungió como coordinadora del programa de implantes de la Fundación Oír es Vivir, indica que hay una serie de criterios que se evalúan a la hora de realizar un implante coclear.

Monteza agrega que las personas deben conocer que el implante coclear va de la mano de la rehabilitación y se les debe dar seguimiento a los pacientes para conocer su evolución.

Las marcas que más se implantan en el ámbito global son Advanced Bionics, Cochlear y Med-El.

En Panamá, se usan los tres marcas y la fundación ha gestionado la realización 18 cirugías a niños y adultos.

Estos implantes tienen un costo superior a los 20 mil dólares.

Monteza dice que entre más pulsaciones por segundo, mayor la rapidez en que la persona percibe el sonido.

Es allí donde está la diferencia entre una marca y las otras.

En conclusión, a la hora realizarse un implante el paciente debe evaluar varios factores que van desde la edad, el proceso de rehabilitación hasta la tecnología que ofrece una marca de implante en particular.

En definitiva se trata de un procedimiento médico quirúrgico, y por ende, el habla no se recupera por arte de magia.

Tomado de Prensa.com

Back to Top
Enter your Infotext or Widgets here...