El Tamizaje Auditivo es un examen que se le puede realizar a los niños desde el momento en que nacen, y que le brindará a los padres la seguridad de que todo está bien o de descubrir a tiempo si hay alguna situación para atender.

¡No es invasivo, ni doloroso, además es una prueba rápida y bastante precisa que no requiere que el bebé brinde respuestas por que el equipo arroja pasó o no pasó!

Asegurar que desde el inicio los bebés escuchan bien es importante para tener las mejores posibilidades de que desarrolle a tiempo su lenguaje.

Si el bebé/niño no pasa la prueba, nuestro equipo de Fonoaudiólogos le guiará, para descubrir porque no pasó y apoyarle en el tratamiento de ser necesario.