La pirotecnia es un problema para el medio ambiente, afecta tu audición, tu salud y la de tus mascotas.

Tabla de contenido

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Tabla de contenido

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Sabías que el uso de fuegos artificiales genera concentraciones importantes de partículas suspendidas en el aire, que superan el rango permitido por las normas oficiales? Además, como ya sabemos, la pirotecnia también genera contaminación acústica, afectando de manera importante la audición de personas de todas las edades así como de  tus mascotas. 
 
Hablando de la contaminación acústica, en el momento en que un cohete o petardo estalla, el sonido puede alcanzar hasta los 180 decibelios, lo que supera ampliamente el nivel para una escucha segura (debajo de 80dB) y por ende potencialmente, un causante de pérdida de audición irreversible.
 
Para proteger tu audición del sonido de la pirotecnia, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Aléjate de la fuente del sonido.
  • Protege tus oídos con tapones auditivos
  • Limita el tiempo que te expones al ruido excesivo.

Lo que se puede considerar un pequeño y explosivo (gusto de algunos segundos) deja tras de sí, además del posible daño a la audición, algunos elementos perjudiciales, como partículas metálicas, toxinas, humo y productos químicos potencialmente dañinos que permanecen en el aire una vez que termina el espectáculo. 
 
Los espectáculos pirotécnicos generan tres tipos de contaminantes: el perclorato, agente oxidante que se utiliza para lanzar el cohete; los metales pesados que van en la bomba explosiva y producen la coloración del estallido; y los aerosoles sólidos, que se originan después de la explosión.
 
Por otro lado, el ruido que produce la pólvora afecta a las mascotas, quienes cada año, escuchan con muchísima más intensidad que los humanos, el ruido de las explosiones de la pirotecnia, lo cual les provoca una reacción de pánico y angustia, que se traduce en taquicardia, jadeos, dificultad para respirar, temblores y, a veces, en hasta la muerte. Bríndales un ambiente más seguro poniendo música que los tranquilice y minimice el impacto del ruido de la pirotecnia.
 
Fuente: https://businessinsider.mx

Más para explorar...

Carrito de compras
Aún no agregaste productos.
0
Ir al contenido