¿Por qué Perdemos la Audición?

Tabla de contenido

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Al ir creciendo y, más comúnmente, llegar a una edad adulta, podemos ir perdiendo la capacidad para oír bien. Veamos las razones por las que perdemos la audición.

Tabla de contenido

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué perdemos la audición? Veamos algunas razones a continuación.

¿Qué es la Pérdida Auditiva?

Cómo primer punto iniciamos por entender qué es esta pérdida de la audición que mencionamos, para poder comprenderlo mejor. Por definición, la pérdida de la audición es una disminución pronta o gradual de la capacidad para oír y, entre los problemas de salud en adultos mayores y ancianos, es uno de los más comunes.

Se calcula que un tercio (1/3) de las personas entre 65 y 74 años llega a tener pérdida auditiva y al menos la mitad (50%) de las personas mayores a 75 años tienen dificultad para escuchar correctamente. Si perdemos la audición es difícil entender y seguir los consejos del médico, responder a las advertencias y oír los timbres y las alarmas, por ejemplo, lo cual es frustrante para muchos y hasta vergonzoso, sin embargo, más allá de esto está el hecho de que es peligroso no poder oír.

¿Por qué perdemos la audición?

¿Cómo puedo saber si tengo un problema de audición?

Puedes hacerte una autoevaluación sencilla para saber si estás teniendo algún tipo de problema auditivo. Hasta las siguientes preguntas y si respondes positivamente a al menos tres de estas, puedes estar teniendo algún problema de audición:

  • Cuando conoce a alguien por primera vez, ¿a veces se avergüenza porque le cuesta trabajo oír bien?
  • ¿Se siente frustrado cuando habla con sus familiares porque no oye bien lo que dicen?
  • ¿Se le hace difícil oír o comprender a sus compañeros de trabajo o clientes?
  • ¿Se siente limitado o restringido por tener un problema de audición?
  • Al visitar a familiares, amigos o vecinos, ¿tiene problemas para escucharlos?
  • ¿Se le hace difícil oír lo que dicen en el cine o en el teatro?
  • ¿Discute a veces con sus familiares porque usted no oye bien?
  • ¿Tiene problemas para escuchar la televisión o la radio en el mismo volumen que otras personas?
  • ¿Siente que sus problemas de audición limitan su vida personal o social?
  • ¿Se le hace difícil oír a sus familiares o amigos cuando están juntos en un restaurante?

Adaptado de: Newman, C.W., Weinstein, B.E., Jacobson, G.P., y Hug, G.A. (1990). The Hearing Handicap Inventory for Adults [HHIA]: Psychometric adequacy and audiometric correlates. Ear Hear, 11, 430-433.

¿Por qué perdemos la audición?

Hay diferentes razones por las que puede ocurrir la pérdida de la audición. Esta pérdida puede ser lenta e imperceptible, a medida que envejecemos, lo cual se conoce como presbiacusia. Se desconoce porque esto afecta más a unas personas que a otras, sin embargo parece ser hereditario.

El haber estado expuesto a ruidos fuertes durante años es otra razón para la pérdida de audición que ocurre con la edad, lo cual se conoce como pérdida de audición inducida por el ruido. Entre los más afectados están los trabajadores de la construcción, agricultores, músicos, trabajadores del aeropuerto, jardineros y militares, quienes llegan incluso a tener dificultad para oír aun cuando son jóvenes o de mediana edad.

Adicional a estas causas, la pérdida de audición también puede ser el resultado de infecciones por virus o bacterias, enfermedades del corazón, un ataque al cerebro, lesiones en la cabeza, tumores y ciertos medicamentos.



¿Hay algún tratamiento o aparato que me pueda ayudar?

Dependiendo del nivel de pérdida de audición que se tenga, existen diferentes tratamientos que le funcionarán mejor a unos que a otros. También hay aparatos y ayudas auditivas que pueden ayudar a mejorar y/o recuperar la audición. Entre los más comunes tenemos:

Audífono en adulto
Audífono en adulto mayor
  • Los audífonos (ver imagen): son aparatos electrónicos que se usan en el oído o detrás de la oreja. Hacen que los sonidos sean más fuertes. Las cosas suenan diferente cuando se usan audífonos, pero un audiólogo o un especialista en audífonos puede ayudarle a acostumbrarse a ellos.
  • Los implantes cocleares: son pequeños aparatos electrónicos que se implantan en el oído interno mediante una cirugía. Ayudan a darle una sensación de sonido a las personas que están profundamente sordas o que tienen problemas severos de audición.
  • Los aparatos de ayuda para la audición: incluyen dispositivos de amplificación para el teléfono fijo y los teléfonos celulares, aplicaciones para el celular inteligente o la tableta, y sistemas de circuito cerrado (bucles de bobina de inducción) en los lugares de oración, teatros y auditorios.

Conoce más sobre los AUDÍFONOS en nuestro artículo: El Poder Mágico de los Audífonos Usados a Tiempo.

Este artículo se ha realizado gracias al artículo publicado por National Institute on Deafness and Other Communication Disorders.


Si necesitas un audífono, te recordamos que tenemos un PROGRAMA DE DOTACIÓN DE AUDÍFONOS por medio del cuál le brindamos la posibilidad de escuchar nuevamente a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores en todo Panamá.

Más para explorar...

Carrito de compras
Aún no agregaste productos.
0
Ir al contenido